El sueño americano todavía convoca

Ni la crisis, ni las 1.000 deportaciones diarias, ni las leyes hechas a medida en algunos estados para reducir la inmigración o el trabajo de miles de efectivos especiales han surtido efecto sobre el deseo de millones de personas de vivir en los Estados Unidos de América, o al menos así lo indica un estudio de la consultora Pew Research.

Después de una intensa caída de 12, 2 a 11,3 millones de ilegales entre 2007 y 2009, parece ser que la lenta recuperación de empleo en la principal potencia económica convoca otra vez a cientos de miles de nuevos inmigrantes que penetran el territorio norteamericano en busca de un futuro mejor.

Las cifras más recientes de la consultora y las patrullas fronterizas indican que los números han vuelto a crecer, pero los expertos aclaran que es muy temprano para saber si esto significa que habrá una tendencia en alza sostenida.

De cualquier forma, el problema de la inmigración ilegal sigue siendo un drama que ocupa los titulares, los lemas de campaña y las charlas de café de muchos norteamericanos. He aquí algunos de los datos que lo caracterizan (Haz click en la imagen):

Inmigración ilegal en EEUU

Anuncios